¿Cómo Prevenir Y Curar Callos En Las Manos Por El Entrenamiento?

Los callos en las manos por el entrenamiento con pesas son las lesiones más comunes dentro de los deportistas fitness. No te preocupes, si bien son lesiones no son nada grave ni afectan tu entrenamiento.

 

Sin embargo, Los callos en las manos por el entrenamiento con pesas, pueden afectar la parte estética de tu cuerpo.

 

Los callos, son un exceso de queratina que se debe a la acumulación de tejido muerto muerta en zonas de la piel. Esto puede producirse por el roce o fricción excesiva. Básicamente es un mecanismo de defensa de la piel.

 

 

CÓMO PREVENIR CALLOS EN LAS MANOS POR EL ENTRENAMIENTO

 

 

Protección

 

Es muy difícil prevenir la aparición absoluta de callos en las manos por el agarre de las pesas. Si tus manos son delicadas, siempre habrá la posibilidad que aparezcan. Sin embargo, es recomendable utilizar guantes especiales para entrenar y así no lastimar tanto las áreas de mayor impacto que son los dedos y la parte superior de la palma de la mano.

 

Los guantes deben ser firmes y quedar ajustados a la mano. No tan grande ni tan pequeños. El grosor del guante también es importante, trata de que no sea tan delgado el material.

 

 

Piel hidratada

 

Es recomendable que antes y después de entrenar, hidrates muy bien tus manos con cremas humectantes. El efecto de lubricación e hidratación de las cremas para la piel son geniales ya que evitan el roce excesivo al manejar las pesas y la fricción es menor, lo que evitará que se acumule queratina por las células de piel muerta en tus manos.

 

Consejos para evitar lesiones y cuidar tus músculos al entrenar

 

 

QUÉ PUEDE CURAR CALLOS EN LAS MANOS POR EL ENTRENAMIENTO

 

 

Humedecer las durezas en la zona afectada

 

Si bien las cremas humectantes para la piel son recomendadas para la prevención y aparición de callosidades, también son un buen tratamiento para curarlas o aliviarlas.

 

La humectación con vaselina en las noches antes de dormir es muy recomendable para suavizar un poco estas pequeñas lesiones.

 

 

Limar asperezas

 

Una técnica muy efectiva es retirar delicadamente el exceso de piel muerta hasta que la callosidad vaya desapareciendo. La piedra pómez es una buena herramiento.

 

Antes de limarla, es muy recomendable colocar una mezcla de bicarbonato de sodio y agua sobre el callo, dejarlo por 20 min., lavarlo con agua tibia y después limarlo suavemente. No limes todo de una vez ya que puedes lastimar la piel, hazlo por sesiones durante 1 semana.

 

 

Préstales atención

 

Si bien este tipo de formaciones en la piel no son riesgosas ni causan algún peligro, para ciertas personas son incómodas y pueden llegar a acomplejarse por pena a que otros las sientas en un apretón de manos como saludo por ejemplo.

 

Sin embargo, más allá de lo estético es recomendable tener cuidadas tus manos para evitar males mayores. Muchas personas suelen no darle importancia al tratamiento de los callos, pero si no se les cura, pueden causar pequeñas heridas en tus manos que después son más incómodas.

 

Los callos no solo se dan en las manos, pueden darse mucho en los pies por utilizar calzado incorrecto e incómodo, es importante saber elegirlo para evitar lesiones.

 

 

Consultora: Claudia Betancourt – Fundadora de Suplementos Fitness México y Entrenadora Personal – @Claubefitness en Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *